lunes, 21 de agosto de 2017

CARTA DE GABRIELA SOMMERFELD A LOS NUEVOS ESTUDIANTES


Gabriela Sommerfeld es una de nuestras graduadas en Finanzas y Marketing, quien ha llevado el #EspírituDragón a lo largo de su vida y profesión. Gabriela como estudiante vivió la creación de los 3 campus que ha tenido la #USFQ (Casita de la 12 de Octubre, Campus Monteserrin y Cumbayá). Su vida profesional ha dejado huella en la historia del Ecuador. Gabriela es la primera mujer en presidir una aerolínea en América y es considerada una de las 70 mujeres, a nivel mundial, que inspiraron la historia de la aviación (ICAO-IAWA). 




Compartimos con ustedes su mensaje a los nuevos Dragones:

Queridos Alumnos:

Gracias por la invitación a compartir unos minutos mi experiencia sobre lo que haber pasado por la USFQ ha significado en mi vida,  con quienes tomaron su opción de enriquecer su vida a través de este campus.

Hace 27 años, también elegí por esta nueva experiencia que era una novedad en Quito, se hablaba de la creación de una nueva universidad muy diferente en nuestra ciudad.  Una universidad con gente que tenía otra visión de Educación Superior en nuestro País, que consideraba al individuo como tal.
Ingrese a un pequeño campus en la 12 de Octubre, donde tengo recuerdos muy gratos de conocer a mucha gente, compartir con estudiantes internacionales.  Sin duda alguna, desde aquel campus pequeño nacía ya un nuevo estilo y espíritu en la educación en nuestra Ciudad….eso ya me hacía sentir diferente con lo cual me sentía cómoda.

Pasamos  a un moderno campus en Monteserrín, mucho más grande comparado a la singular casa de la 12 de Octubre.  Allí de forma particular y muy personal, aprendí mucho sobre la vida, los retos, como aceptarlos con mucho amor y dejarlos fluir, vivirlos con intensidad y disfrutarlos.  Esto gracias a una gran lección que recibí de algunos profesores de esa época como Carlos Montufar o Lily Brinkmann (que en paz descansa).  Opte por dejar mis estudios luego del primer año, y disfrutar del nacimiento de mi primer hijo, con la confianza que me entregaron para que lo haga y cuando me sienta lista retorne a las aulas.

Luego de tres años con mi hijo en su guardería, volví con la mayor conciencia a enriquecerme de una forma diferente por las responsabilidades que ya eran parte de mi vida.  Fueron tres años hermosos en un campus que apenas se inauguraba, lleno de buena energía que fluia en su perfecta y armoniosa arquitectura.  Grandes maestros tanto en conocimiento como en calidad humana, compañeros inmejorables.  Me especialice en finanzas y marketing.  Finanzas por convicción, era lo que yo quería y realmente disfrute de las clases de finanzas internacionales, banca e inversión, contabilidades por supuesto (soy contadora frustrada…..!) y también decidí tomar un segundo major en Marketing, porque estaba de moda, pero no porque estaba convencida, era un reto personal.  No podía dejar a mi hijo por tan solo conseguir lo básico.  

Descubrí con Suzy Cabeza de Vaca un gran mundo desde donde yo debía dominar las finanzas, operaciones, innovación para crear  mi producto o servicio que cumpla y supere las expectativas y necesidades de mis clientes, y que además tenga una estructura tan perfecta de costos que me ayude  a  marcar precios que permita una solidez de la empresa, retorno a los accionistas y que el cliente sienta que hizo su mejor negocio.  

Descubrí que la forma más hermosa de plasmar mi yo creativo era a través de toda la innovación que debía entregar para la comunicación, posicionamiento de los productos.  Cada historia con cada caso de éxito o fracaso que escuche en las aulas en cada una de las materias marcaron mi carrera profesional. 

Estudiar en la clase de sistemas durante la noche, pero no terminar sin que nuestra gran maestra nos lleve a disfrutar al jardín del universo  que nos presentaba una gran obra maestra con todas las estrellas que se dejaban ver con su gran luz.  Aprendí a distinguir la cruz del sur, hoy cada vez que tengo la oportunidad de mirar al universo y ver brillar las estrellas, recuerdo a mi maestra, mis compañeros y esos momentos de mucha paz y gratitud que viví en mi clase de sistemas. ¡Sí! Aprendí mucho de sistemas, pero aprendí que además de los bites, megabites, gigabites, existe una energía universal que nos mueve a todos.

Aprendí que los retos me los pongo yo mismo, que si existe un mínimo esfuerzo para pasar la materia y no repetirla; también tengo la opción de absorber el conocimiento y generosidad que cada profesor entrega en cada clase, y que el reto personal es sólo mío.  Entonces, decidí que mi nombre quería verlo en la lista del decano, y luego en la lista del canciller.  El tiempo lejos de mi pequeño hijo valía la pena siempre que en realidad yo sienta que era un buen negocio para toda la familia.  Eso significaba que debía obtener la mayor cantidad de conocimiento en el limitado tiempo que recibía de las clases que me dictaban mis grandes maestros.


          "...nunca hay una segunda primera vez." 

Tanto me ha servido hasta el día de hoy aprender a escribir de forma correcta y con respeto a través de mi clase de business writting, entendí allí que hay códigos y formas de presentación porque nunca hay una segunda primera vez.  La impresión que pongo a mi entrada será la que me permita entrar con una imagen fuerte y sólida.

También entendí a través de mis clases de literatura y escritura en inglés que plasmar en letras mis sentimientos hace que pueda transmitir a otros de mejor forma lo que quiero y siento; pues tendré a aquellos atentos e interesados mientras yo me esfuerce más en sacar la esencia de mis pensamientos e ideas con tinta sobre un papel.  De hecho durante estos 27 años que han transcurrido he podido ver el aporte de estas horas invertidas en los ensayos que una y otra vez fueron corregidos por mi gran maestro de quien mi memoria no me permite acordarme su nombre, pero su cara arrugada, con su cuerpo largo y jorobado, su gran espíritu y su conciencia con tanta sabiduría pero sobre todo su generosidad y paciencia me enseñaron a escribir; para luego poder compartir mis experiencias con otros y cambiar sus vidas.  Así es, cambiar vidas, no porque creo sino porque así me lo ha expresado gente que como ustedes en algún momento nos pusieron en un lugar para que podamos compartir experiencias.

Un gracias USFQ por el inmenso enriquecimiento recibido, por el apoyo incondicional siempre lleno de respeto, amor y alegría. 

Un felicitaciones nuevos estudiantes, la opción que ustedes han tomado es la mejor, pero de ustedes y cada uno de ustedes como individuo depende cuando obtengan de aquí, de recibir y absorber el conocimiento técnico y humano para luego multiplicarlo y poder compartirlo y viralizarlo en las experiencias que la vida generosamente les proporcione durante los años que vengan.  De aquí pueden llevar todas las herramientas que necesitan para con éxito (según la definición que cada uno de ustedes tengan sobre el éxito) caminen en sus vidas.

¡Muchas gracias!
Gabriela Sommerfield
USFQ Alumni
Segunda Promoción USFQ


Entrevista de Carlos Montúfar a Gabriela Sommerfeld:


 ¡Haz click en la imagen y acutalízate!

0 comments :

Publicar un comentario

Blog publicado por la Universidad San Francisco de Quito USFQ bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional Licencia Creative Commons
Contenido del blog producido por ALUMNI, con el apoyo tecnológico de la Oficina de Comunicación Virtual USFQ. Diseño del blog: Bthemez

Back To Top